HOMENAJE A LA BANDA PRIMITIVA DE LLíRIA

 

Este año se cumplen 200 años de la fundación de la Banda Primitiva de Llíria (el Clarín), una de las sociedades musicales valencianas más importantes y con una trayectoria artística y social impresionante. Se trata de una efeméride de gran trascendencia cultural, no solo para Llíria sino también para el conjunto de la Comunitat Valenciana y el resto de España.

La Primitiva de Llíria reúne todos los ingredientes para ser considerada como una de las grandes: historia, tradición, palmarés, un local social de gran belleza, con su Teatro como gran estandarte, y una enorme proyección de futuro bajo el impulso de una nueva junta directiva que está desarrollando un programa de actividades por el Bicentenario a la altura de la ocasión.

De todos es conocido que quien suscribe estas palabras es músico y socio de la banda rival, la Unió Musical de Llíria, circunstancia que no nos impide apreciar en su justa medida la grandeza de esta sociedad musical. Además, se da la especial circunstancia de que hemos vivido muy de cerca la pasión que el Clarín y el Raval genera en sus seguidores, algunos de ellos familiares y amigos muy estrechos.

Más aún, entre los músicos profesionales de ambas sociedades se suele establecer una amistad por el hecho de dedicarnos a “lo mismo” y compartir durante mucho tiempo el lugar de trabajo. En el Conservatorio de Torrent, donde trabajo desde hace más de 25 años, he compartido proyecto educativo con ilustres clarineros. Y la verdad es que, además de magníficos profesionales y personas, a todos les une la pasión y el cariño por la sociedad donde iniciaron sus primeros pasos musicales.

Las sociedades musicales valencianas tienen muchos elementos comunes, prácticamente idénticos. Solo aquellas que saben diferenciarse y encontrar un rasgo distintivo que las hace únicas están en el camino de la consecución de la excelencia. Y al Clarín no le faltan estas distinciones. Posiblemente, todos aprecien los aspectos más conocidos: su historia y antigüedad, la legendaria calidad de sus metales, etc., pero no creo que sea tan conocido, fuera de Llíria, el que considero que es su gran fortaleza: un sentido identitario fuera de lo común a partir de la tríada Raval/Purísima/Clarín (barrio/cofradía religiosa/sociedad musical). Cuando sus dirigentes son capaces de poner en funcionamiento esta espiral de pasión, se genera una fuerza de muchos “megatones” que les permite afrontar cualquier reto.

De mi época de responsable en la Conselleria d’Educació, Cultura i Esport, tuve la oportunidad de trabajar, junto al entonces presidente y amigo Salvador Navarro, en la organización del concierto en que Plácido Domingo dirigió la Banda Primitiva. Fue un evento histórico, por la asistencia masiva, por la calidad del concierto y por el ambiente que allí se generó; sin duda, un hecho memorable para esta sociedad. Aún recuerdo la emoción del gran maestro cuando le trasmitía a la entonces Consellera María José Catalá que estaba viviendo uno de los momentos más emocionantes de su carrera. El maestro estuvo hasta altas horas de la madrugada fotografiándose con todos los “clarineros”, viviendo este día de manera muy especial y sintiéndose uno más entre ellos. Cuando reflexioné sobre lo que acababa de vivir, entendí el éxito de aquel día, el Clarín había sido capaz de transmitirle al maestro su punto fuerte: el orgullo de ser del Clarín.

Tengo, como decía antes, grandes amigos músicos de la Banda Primitiva: Javier Espejo, el actual vicepresidente Miguel Cerezo, Vicente Llimerá, Manuel Vidagany y muchos más. Con ellos he compartido apasionantes tertulias sobre cuál de nuestras bandas es mejor y he de decir que son contrincantes correosos, tozudos y difíciles de convencer. No obstante, y aunque sea por un día y solo un día, hoy hay tregua: muchos éxitos a la Banda Primitiva de Llíria y enhorabuena por la celebración del Bicentenario. Y que, unidos al son del pasodoble El Teniente Raposo, sigan cosechando muchos éxitos para resignación de los que somos “unioneros”.

Manuel Tomás

10 comentarios de “HOMENAJE A LA BANDA PRIMITIVA DE LLíRIA

  1. Juan Manuel dice:

    Hola paisano, te felicito por esas sabias y elegantes lineas que pones para la BP,las personas se distinguen por si mismas.
    Abrazotes Gómez de Edeta

    • Manuel Tomás dice:

      De eso se trata Fernando, tenemos tantas cosas bonitas que contar alrededor de nuestras sociedades musicales que no pararíamos nunca¡¡¡¡
      un abrazo a todos la músicos de Villar del Arzobispo y de la Serranía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *