OPOSICIONES A CONSERVATORIO EN VALENCIA ¿QUÉ HA PASADO?: CONCLUSIONES Y REFLEXIONES (2)

Trompista ensayando para el concierto de la orquesta del conservatorio

 

 

 

Como ya avanzamos en el anterior artículo, vamos a analizar con más detalle algunos de los datos y cifras de los recientes procedimientos selectivos de ingreso al cuerpo de profesores de música y artes escénicas convocados y organizados en Valencia. Todo ello, con la intención de conocer con mayor profundidad cómo se desarrollan para, en última instancia, mejorar nuestra oferta formativa y propiciar el éxito de nuestro futuro alumnado.

Y mucho estamos aprendiendo todos, algunas conclusiones ya eran sabidas y así las hemos estado recalcando en nuestras clases, pero también es verdad que el escenario va modificándose y aparecen novedades que es importante valorar y compartir.

Ahí van las primeras conclusiones.

  1. El total de plazas ofertadas se han ocupado. Y esto que parece tan obvio, no lo es. Las plazas ofertadas al Cuerpo de Profesores de Música y Artes Escénicas han sido ganadas todas por los aspirantes, no ha quedado ninguna vacante, a diferencia del Cuerpo de Catedráticos de Música y del resto de los cuerpos docentes de secundaria. Todo parece indicar que el nivel y la preparación de los aspirantes ha sido muy elevado. Un éxito total de la convocatoria. Y vaya por delante siempre nuestra felicitación a todos los aspirantes.
  2. El número de inscritos ha sido de 412 en todas las especialidades instrumentales: Viola (20), Violoncelo (36), Violín (60) Flauta (42), Saxofón (52), Clarinete (73), Piano (129). De los cuales finalmente 82 no concurrieron, es decir no se presentaron. Un porcentaje de NO PRESENTADOS de casi el 20%. Y esto ya lo advertimos, la exhaustiva y completa preparación que se exige, si no se consigue, ocasiona muchos abandonos a última hora. Destacamos los 22 NO PRESENTADOS en la especialidad de Violín, más del 25 % de los inscritos. Una circunstancia que incrementa, en gran medida, las opciones de aquellos que sí concurren muy bien preparados.

Respecto a la participación, hay que valorar si los inscritos son muchos o pocos. Debido al requisito lingüístico exigido en las comunidades autónomas con idioma propio, los aspirantes son mayoritariamente valencianos. Así pues, los datos de participación hay que interpretarlos en clave autonómica. ¿Son muchos, pongamos por ejemplo, los 73 clarinetistas inscritos en esta edición? Claro que son muchos, pero aun en este caso, sin descontar los posteriores abandonos, estamos hablando de 5 plazas, una para cada 14 aspirantes. Después de muchos años sin convocarse oposiciones a esta especialidad y considerando los miles de clarinetistas que pueblan el ecosistema musical valenciano, creemos que no son tantos, pero aquí ya estamos entrando en valoraciones subjetivas, mejor que cada cual opine.

En conclusión, muchas veces obtener una plaza parece algo muy lejano, casi imposible de conseguir, sin embargo los datos desmienten esta idea bastante extendida. En algunas especialidades, la ratio de plazas disponibles y alumnado inscrito era de 1/3. Lo cual no está nada mal. Y lo vamos advirtiendo, prepararse concienzudamente y con suficiente antelación es la primera decisión acertada que el aspirante debe tomar. Y sobre todo no descuidar ninguno de los diferentes ejercicios. En los siguientes artículos analizaremos los resultados de las diferentes pruebas y ejercicios, hay sorpresas y datos, como mínimo, muy curiosos.

 

Manuel Tomás Ludeña

(Responsable académico del Instituto Gabou)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *